viernes, 20 de noviembre de 2015

Reflexión - El desinterés general por la Búsqueda del conocimiento

        Esta vez vengo a hablaros de algo que me ha pasado recientemente, esta mañana sin ir más lejos. Hoy asistí a una conferencia organizada por el departamento de Lengua Española. En dicha conferencia se ha hablado de “el lado positivo de la prefijación negativa”, un tema bastante interesante y que el conferenciante plasmó con exactitud en el plazo de una hora y media.
            Hasta aquí todo bien. El problema, así como el motivo, por el que escribo esto es lo que ha pasado en la conferencia. Varios alumnos, por no decir muchos, se han dedicado a hablar sin parar durante la conferencia. Esto no es solo una falta de respeto por los que hemos asistido porque nos interesa el tema, también es un comportamiento inaceptable hacia el profesor que la impartió. El conferenciante, David Serrano-Dolader, vino expresamente desde Zaragoza con el único objetivo de ayudarnos a aprender; y además de eso nos proporcionó unos apuntes valiosos, que si bien son cortos, van a sernos de mucha ayuda a mis compañeros y a mí.
            Lo que acabo de contar es solo un ejemplo de tantos, pues en la sociedad actual te puedes encontrar casos parecidos cada día. Me toca mucho las narices que siempre haya personas que asisten a eventos sin interés ninguno, que van únicamente por obligación y no hacen más que molestar a los realmente interesados en aprender. Si de por sí ya estaba molesto la guinda del pastel me la ha encontrado al salir. Nada más terminar la conferencia he oído comentarios como “por fin se ha acabado”, “que coñazo” y similares.
            Puedo tolerar con cierta dificultad lo primero, pero que se desprestigie las buenas intenciones y el saber de un profesor no, eso sí que no lo puedo pasar por alto. No entiendo de qué demonios se quejan. No ha sido una de esas conferencias que se pueden hacer pesadas, más bien fue amena y entretenida. El profesor sabía muy bien cómo abordar el tema, supo explicar los prefijos negativos y al mismo tiempo soltar alguna que otra broma, lo que hizo la conferencia divertida en parte.
            Hoy no he venido a hablaros de lo cabreado que he salido de la conferencia. No, van por ahí los tiros, pero no es eso. En mi modesta opinión quiero hablaros de uno de los mayores errores que comete la sociedad: “el desinterés general por aprender”. No es ningún secreto que a los jóvenes ahora les importan cosas banales, inútiles, fútiles. Entre sus favoritas están salir de fiesta, ser populares y como no, la telebasura. No digo que querer divertirse este mal, pues a todo el mundo le gusta divertirse de vez en cuando y de hecho es algo normal. Lo que critico es que a la inmensa mayoría es lo ÚNICO que le importa. Es muy triste que cada vez haya menos personas cultas, que disfruten de una buena lectura, que tengan ansias de conocimiento. Este problema no es solo de la juventud, pues obviamente los jóvenes crecen y se convierten en adultos.
            Me estoy yendo por las ramas. En pocas palabras ahora, en este momento, critico abiertamente la falta de interés general de la población, que no se sepa agradecer las buenas intenciones de profesores honrados como David Serrano-Dolader. Pues esto, señoras y señores, lo veo diariamente y, sinceramente, cada día agradezco más a todos aquellos que escapan de la ignorancia y buscan el conocimiento en cualquiera de sus formas.
            Para terminar me gustaría preguntaros vuestra opinión, ¿qué opináis de esto?

                                                                       Antonio Galindo López (@antoniogl_94)

No hay comentarios:

Publicar un comentario