miércoles, 12 de agosto de 2015

Reflexión - El Amor en tiempos de Facebook

En esta reflexión que os traigo hoy no quiero hablaros del concepto del amor, ni del concepto del romanticismo. Quiero hablaros del amor tal cual es para mí, tal cual yo lo percibo, con sus alegrías y sus tristezas, con sus cosas buenas y sus cosas malas.
Y como no, empezar diciendo, señores, el amor tal como lo conocíamos está muriendo. No me refiero al amor romántico, ni al amor pasional, no ese tipo de amor, sino la percepción que tienen las nuevas generaciones del amor, y tiene gracia que yo diga esto, pues formo parte de estas nuevas generaciones.
Hoy dia el amor, sinceramente, tal y como se plantea por mis contemporáneos, y cuanto más jóvenes más se aprecia, es algo completamente carente de sentido. OJO, con esto no quiero hacer generalizaciones, para nada, simplemente voy a hablar en este momento de un amplio espectro de la sociedad, pero no de la totalidad.
Como decía, hoy en dia el amor esta carente de sentido porque se lo hemos robado. No es raro encontrar a una pareja que se declara amor eterno, y que a la semana ni se hablan porque ya han cortado. O parejas que se conocen desde hace días y ya dicen estar enamorados. Porque, por desgracia, vivimos en una sociedad en la que el amor se nos ha vendido tanto, que no podemos darle el amor que se merece. Vivimos en una sociedad en la que en cualquier lado ves muestras de amor, pero no muestras reales, muestras creadas para vender, ya sea en libros, en películas, en la televisión… que la gente le quita el valor que realmente tiene.
Una cosa que siempre, siempre, me ha llamado la atención cuando leía en los muros de Tuenti, Facebook, en Twitter, las dedicatorias de pareja era lo fácil que sacaban a relucir el “Te amo”, es más fácil encontrarse esa expresión que la de “Te quiero”. Y lo malo es que muchas veces lo que se siente no es amor, es cariño, es deseo, es atracción, pero como estamos tan saturados de muestras de amor creemos que es lo que sentimos. Yo el primero, ha habido veces que me creía enamorado, cuando simplemente era atracción.
Y con esto no quiero decir que no crea en el amor. Aquí donde me veis soy un romántico clásico. Yo no creo en el amor a primera vista, yo creo en el amor a primera sonrisa. Cuando ves a alguien que te devuelve la mirada, y te dedica una media sonrisa, con cierta timidez, pero con algo de picardía, una sonrisa pura, una sonrisa que no puede esconder nada malo, es muy fácil enamorarse.
Cuando ves a alguien que te mira, con una mirada limpia, pura, incluso me atrevería a decir con algo de luz. Cuando lo hacen con unos ojos bonitos, independientemente del color, unos ojos en los que sin dudarlo te sumergirías como pozos de luz que iluminan tus noches más oscuras, sin duda es fácil enamorarse.
Yo no voy a intentar desalentaros, intentar que no creáis en el amor, al contrario, lo que busco es que se le dé un nuevo sentido al amor, bueno, más que darle un nuevo sentido recuperar el que siempre debió tener.
Pero una idea si quiero, más que quitaros de la cabeza, haceros pensar en ella. Desde siempre, cuando se ha hablado del amor nos lo hemos imaginado como lo más perfecto del mundo pero, ¿Es esto realidad? ¿De verdad es el amor perfecto el mejor amor?
Yo, sinceramente, creo que no. Porque la perfección es imposible señoras y señores, no nos empeñemos en buscarla allí donde no la vamos a encontrar, no idealicemos tanto el amor que creamos que va a ser perfecto, pues saldríamos espantados de él.
El amor, como las personas, cuanto más imperfecto mejor. Porque en realidad lo perfecto es aburrido, carece de emoción, carece de sentido. Algo perfecto es algo plano, sin cambios, lo imperfecto tiene altibajos, hay momentos tristes, momentos malos, momentos en los que deseas dejarlo todo, pero que cuando se remontan te arreglas de no haberlo hecho. El amor es aguantar todo lo que el destino te eche encima, bueno o malo, sin moverte del lado de la persona que amas, sin sentir flaquear vuestro amor a pesar de las discusiones porque ¿Cuántas parejas que se han separado después de una discusión no han sufrido porque ambos seguían amándose?
Nuestro problema es creer que por tener el amor ya no existen los problemas, pero estos no solo existen, es probable que con amor sean más. Pero cuando sales de ellos, cuando consigues librarte de todo mal, ¿No es el amor el que sale beneficiado?
Puede que queráis discutir mis palabras por mi falta de experiencia propia, pero solo se me viene un ejemplo a la cabeza, un ejemplo que se me clarifico este mismo fin de semana. Coincidí con unos familiares míos, tíos de mi padre, que llevan casados 65 años, una entrañable pareja de ancianos a los que oyéndoles hablar sabes que no pueden vivir el uno sin el otro. 65  años casados y para mostrarse lo que sienten el uno por el otro se decían “Te quiero”, puede que nunca utilizasen la expresión “Te amo”, porque no les hacía falta, el uno sabía lo que el otro sentía por él, y viceversa.
En cambio estoy hastiado de ver a parejas que van aireando su “amor” a los cuatro vientos, como si su mayor preocupación fuese que lo supiese el resto del mundo más que su propia pareja, más que ellos mismos, y que al cabo de las semanas los ves tirándose los trastos a la cabeza, porque ese amor no era tal.
El problema es creernos que la perfección del amor es posible, o decidme si la mayor historia de amor que conocemos es perfecta. ¿Acaso “Romeo y Julieta” tienen un final feliz? ¿Acaso viven una idílica vida de enamorados sin preocupaciones?
Yo no busco un amor que termine en la muerte de ambos amantes por no poder estar el uno con el otro. No. Lo que busco es un amor que pese a los problemas, pese al que dirán, pese a que unos opinen que no deberíamos estar juntos, nosotros luchemos por estarlo, que la única opinión que importe sea la del otro.
Lo que debemos buscar no es que el mundo sepa que estamos enamorados, sino que la otra persona sepa sin necesidad de decírselo que haríamos cualquier cosa por ella. Que con solo una mirada hasta el dia más frio y oscuro se te vuelva calma, que un mar de problemas con un único susurro se te vuelva la tranquilidad de la marea. Que una única sonrisa haga que tus males desaparezca, porque sabes que, aunque no todo salga bien, aunque paséis buenos y malos momentos, aunque discutáis, siempre estaréis el uno para el otro en los momentos difíciles. Y si, esta es una idealización del amor, pero probablemente sea así como debamos pensar en él.
El hecho de dos personas estén enamoradas no quiere decir que daban pregonarlo a los cuatro vientos, que deban publicar un millar de fotos de sus vacaciones juntos, porque esto quiere decir que se han preocupado más de hacerse las fotos para que el mundo las vea que en disfrutar. Que no digo que no te hagas fotos, para nada, háztelas, pero no es necesario que todas las publiques, algunas pueden quedar como un bello recuerdo.
Las muestras de amor públicas, los mensajes de amor en las redes sociales, son buenos, haces ver a la gente el amor que sientes, y eso está bien, pero con moderación, pues al igual que las fotos, mandar cientos de tweets de amor, publicar docenas de declaraciones en su muro, hacen ver que estas más preocupado porque el mundo vea que estás enamorado que por estarlo realmente.
Un mensaje al dia en las redes sociales, dos, tal vez tres, son buenos, mas allá, todo lo que quieras decirle, puedes decírselo a esa persona, hacerle saber que la amas, que sea tu cómplice, que solamente esa persona lo sepa todo. Para eso el hombre ha inventado el WhatsApp. Aunque yo también creo que podemos utilizar otros medios.
Puede que este algo anticuado pero, ¿Qué hay de malo en escribir alguna carta? En plasmarle a la persona a la que amas de tu puño y letra lo que sientes en un trozo de papel, que por sí solo carece completamente de valor, pero que con tus sentimientos en él se convierte en el mayor tesoro que alguien pueda tener. Una carta sencilla, directa, con la letra temblorosa por el pulso del enamorado que tiene mil sentimientos que expresar, y que los expresa sin pensar.
Señores, no somos maquinas, los sentimientos deben regir nuestra vida. Pero no podemos intentar ornamentarlos innecesariamente, no debemos darle mil vueltas a las palabras que queremos plasmar en un papel, o en una pantalla. Soy joven, pero pese a mi juventud sé que para llegar al corazón de alguien debes hablar utilizando el tuyo. Puede que lo que te salga sea ornamentado o sencillo, sea una poesía o una carta, sea un verso o una prosa, pero lo que importa de verdad es que es puro, que sale del corazón, que no está condicionado por nada, que no está modificado por nada.
Porque todos entramos en el error de pensar antes de actuar, a todos nos ha pasado alguna vez. Pensamos que la otra persona no puede sentir lo mismo, que nos rechazara, que seremos humillados, y eso nos para, nos detiene en uno de los momentos más importantes. Y si queremos pensar en estos momentos debemos hacerlo, eso sin dudarlo, pero no con la cabeza, hay que pensar con el corazón, puede que este no os lleve siempre por los mejores caminos, pero siempre buscara aquello que crea mejor para ti.
Y desde aquí quiero incitaros, quiero increparos a que deis un paso adelante, a que no os calléis nada.  Expresad todos vuestros sentimientos tal como queráis expresarlos. No actuéis como estúpidos, si sois hombres y tenéis que llorar, hacedlo, yo lo hago, porque para mí cada lagrima derramada no es una muestra de debilidad, al contrario, muestran que mis sentimientos son fuertes, que no soy una máquina, que soy humano, y como humano siento y padezco pero también me alegro y disfruto.
Y quiero que os mováis, que no esperéis a que la otra persona mueva ficha, creedme yo lo he hecho, y desde mis fracasos os puedo asegurar que es la peor decisión, porque si no siempre os reconcomerá el que habría pasado, el que habría dicho, y esas son dudas que jamás se disipan.
Las palabras son importantes en nuestras vidas, no podéis olvidarlo, pero las más importantes son las palabras de amor. Da igual que sea correspondido o no, da igual que se diga a gritos que en un susurro, da igual que se diga en un cuarto a solas que en una plaza abarrotada de gente, mientras se diga. Mientras se tenga el valor de expresar lo que se siente nada ni nadie podrá dañarte.
Puede que te rechacen, puede incluso que se rían, pero eso no te hace ver patético como puedas creer, te hace ver valiente, porque has seguido a tu corazón sin pararte a pensar. Al igual que siempre hoy aquella frase de “Los hombres no lloran”, que sinceramente el primero que lo dijo fue carajote, hay otro proverbio, este de origen árabe que se puede aplicar a cualquier situación menos al amor. Ese proverbio que dice “Eres esclavo de tus palabras y dueño de tus silencios” en el amor no sirve, pues tus silencios te esclavizaran, te harán pensar en el que habría pasado, que habría sido, mientras que tus palabras te llenaran de valor, y disiparan cualquier duda.
No sé si os he llegado a aclarar lo que es el amor, lo que sé es que he escrito sin pensar, dejándome llevar, para traeros las opiniones más puras que de mi puedan salir.


José Carlos Ortega Diez (@Orteguilla25)

5 comentarios:

  1. Buenas , para empezar me ha parecido una reflexión bastante buena, aunque larga, yo no quitaría ni una sola palabra, porque con todos ellas el mensaje es claro y directo.
    Es muy cierto que el amor de antes ya no es como el de ahora que muchas cosas han cambiado, pero esa gente que dice "te amo" o "me he enamorado a primera vista" qué porcentaje crees tu que es ?? Quizás sea inferior al porcentaje de la gente que dice "te quiero" pero que es de verdad. Yo aunque de pequeña creía que el "te amo" era más importante y fuerte que el "te quiero" simplemente por la fuerza que acarrean consigo las palabras, con los años y la poca experiencia que he tenido, me he dado cuenta que estaba equivocada. Da igual que es lo que diga si te quiero o te amo, para mi lo importante es decir lo que siento desde mi ser más profundo.
    Quizás lo de mandar un carta esté algo anticuado ( sinceramente yo soy de las que piensa que me haría mucha ilusión recibir una de amor) pero al igual que nosotros, el tiempo y el entorno cambia y hoy día los medios ya no son tan fáciles como para enviar una carta así porque si. Existen otras muchas formas de hacer ver lo que sientes, cierto, cada persona es un mundo y la imaginación no tiene límites.
    Yo estoy viviendo un amor puro desde casi 1 año y quisiera gritarlo a los 4 vientos es cierto, pero no por llamar la atención del resto del mundo sino porque esa persona se enterase bien de lo que siento. A mi manera se lo hago ver cada día y cierto que el amor va unido a los problemas pero lo bonitos como bien dices es superarlo juntos y seguir adelante. ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, muchisimas gracias por comentar y me alegro de que te halla parecido buena la reflexión
      Leyendo tu comentario debo darte la razón, tal vez halla generalizado demasiado, y sinceramente me has planteado algunas cuestiones, no se si intencionadamente o no, sobre las que tengo que pensar, y reflexionar, y tal vez el dia de mañana ponga otra reflexión en la que se plasmen estas ideas.
      Lo que si, en el tena de gritar a los cuatro vientos que estas enamorad@ me lo han dicho también en Twitter, y como le dije a esa persona te lo digo a ti, probablemente lo halla plasmado mal en la reflexión, intento no referirme a que no se diga, o se diga poco por las redes sociales, por poner un ejemplo, el hecho de estar enamorados, a lo que intentaba referirme era a no estar mas preocupado en contar lo enamorado que se esta que de vivir ese amor, que a fin de cuentas es lo mas bonito que le puede pasar a una persona.
      Sin mas, muchas gracias por leerme

      Eliminar
  2. Buenas , para empezar me ha parecido una reflexión bastante buena, aunque larga, yo no quitaría ni una sola palabra, porque con todos ellas el mensaje es claro y directo.
    Es muy cierto que el amor de antes ya no es como el de ahora que muchas cosas han cambiado, pero esa gente que dice "te amo" o "me he enamorado a primera vista" qué porcentaje crees tu que es ?? Quizás sea inferior al porcentaje de la gente que dice "te quiero" pero que es de verdad. Yo aunque de pequeña creía que el "te amo" era más importante y fuerte que el "te quiero" simplemente por la fuerza que acarrean consigo las palabras, con los años y la poca experiencia que he tenido, me he dado cuenta que estaba equivocada. Da igual que es lo que diga si te quiero o te amo, para mi lo importante es decir lo que siento desde mi ser más profundo.
    Quizás lo de mandar un carta esté algo anticuado ( sinceramente yo soy de las que piensa que me haría mucha ilusión recibir una de amor) pero al igual que nosotros, el tiempo y el entorno cambia y hoy día los medios ya no son tan fáciles como para enviar una carta así porque si. Existen otras muchas formas de hacer ver lo que sientes, cierto, cada persona es un mundo y la imaginación no tiene límites.
    Yo estoy viviendo un amor puro desde casi 1 año y quisiera gritarlo a los 4 vientos es cierto, pero no por llamar la atención del resto del mundo sino porque esa persona se enterase bien de lo que siento. A mi manera se lo hago ver cada día y cierto que el amor va unido a los problemas pero lo bonitos como bien dices es superarlo juntos y seguir adelante. ♡

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que mis palabras te hayan hecho plantearte nuevas cuestiones, me encantará leerlas en un futuro.
    No creo que tu idea este mal expresada, al contrario, es clara, desde un principio entendí bien a lo que te referías. Quizás es la edad la que " te lleva" a querer publicar lo que sientes. Cuánto más jóvenes menos sabemos del mundo y el entorno tiene un poder de influencia muy grande, por eso con los años y a medida que nos hacemos mayores nos damos cuenta que eso de "publicar estados" o decir "te quiero" en las redes tiene menos importancia, también es cierto que hay gente que no madura ni con lo años, entonces esos serán los que digan "te quiero" en Facebook o Twitter para recibir likes y retwits
    Pero hay muchos puntos de vista, que sé yo, soy una voz entre millones. Lo más importante y esta dicho y la teoría nos la sabemos todos muy bien

    ResponderEliminar
  4. Holaaa! Bueno yo pienso que es bueno eso de superar los problemas juntos e ir hasta el final. Pero depende de que problemas, se supera la distancia, una enfermedad, Las críticas hacia la pareja. Pero lo que no se supera son unos cuernos o faltas de respeto .
    El problema es que hoy día hay que tener pareja porque si, si no, no eres guay .
    De ahí vienen los problemas y niñas preocupadas por gustarle a un imbécil que a ellas mismas y si no lo consiguen vienen los dramones con que jamás volverán a amar .
    Esa es mi opinión
    Muchos kiss . :)

    ResponderEliminar